Restaurante

LA POSADA DE LOS JUGLARES

Recitar, cantar, bailar… pero también yantar. Los juglares reponen fuerzas antes de cada actuación.

Músicos de vida errante dedicados por completo al baile y el cante. No hay otro lugar en el que los juglares se reúnan para comer y charlar. Un rápido bocado entre función y función sirve para recuperar el ánimo y actuar con más devoción.